Sustitutos para un baño sostenible


baño sostenible

Me he dado un paseo por Beauty Changers y aprovechando que la cosa va de cosmética eco, he decidido compartir sustitutos a los productos convencionales de aseo.

Encontrar sustitutos para un baño más sostenible en una cultura inmersa en plástico puede resultar una odisea, pero es como pisar la arena de playa el primer día de verano. Tu objetivo es llegar a la orilla. Y es que dirigirte al mar y conseguir un baño sostenible conlleva un cambio de actitud que engancha.

El primer día

El primer día te inicias cambiando un producto por curiosidad. ¿Habéis oído hablar de la copa menstrual? Cuentan tus amigas y algunas blogueras… ¿Conoces el champú sólido? te pregunta la dependienta de Lush.

No sé si fue antes el champú o el zacate para exfoliar, la consecuencia es que con cada bote que sustituyes aprendes algo nuevo.

¿Qué ventajas tiene consumir cosmética ecológica?

A simple vista es más elevada en precio respecto a un supermercado, para algo que te ofrece el mismo uso. Lavarte, hidratarte… pero tienes la garantía de comprar un producto cuya materia prima es natural, sin derivados del petróleo y con falsos porcentajes de ingredientes.

¿Has probado algún champú con “aceite de coco”? Si ese champú tuviese aceite de coco tu pelo quedaría bastante graso, porque cada vez que aplicas este aceite milagroso que sirve para todo, necesitas lavar tu pelo dos veces para eliminar los restos. Así que la conclusión que obtenemos de un producto eco es que lo que compras, sí es real. No hay campañas detrás, ni displays en supermercado inyectando falsas ideas. Una vez que entiendes que tu cuerpo merece estar en contacto con lo mejor, por inercia buscarás la alternativa más natural.

El segundo motivo es conocer el impacto que supone un envase para el planeta. Una botella de plástico puede llegar a tardar en degradarse unos 1000 años, imagina una funda de pintalabios en la orilla que estás a punto de alcanzar.

Dicho esto, tu cuerpo y el planeta, son motivos suficientes para entablar relación con los sustitutos.

Los sustitutos.

Al principio parece complicado, pero es cuestión de probar. !Si no lo pruebas nunca conocerás sus ventajas!

  • Para lavar tu cuerpo. Reducir tus botes a dos pastillas de jabón en la ducha es la mayor satisfacción. El champú sólido, y la pastilla para el cuerpo son dos gestos pequeños. Hay muchas alternativas de pastillas que huelen fenomenal y con productos nada abrasivos para la piel. Al principio resulta chocante no encontrar espuma en abundancia, pero luego descubres que tardas menos en ducharte.
  • Como acondicionador para el cabello, usar vinagre en el aclarado deja el pelo muy brillante.
  • Para desmaquillar. He sustituido los discos de algodón y agua micelar por discos de tela reutilizables y un manteca desmaquillante de camomila.
  • Para maquillar, existen marcas de cosmética con materias primas orgánicas y en envases de cartón o bambú.
  • Un exfoliante a base de café (sirve el que sobra cuando hacemos café) y aceite de coco deja la piel hidratadísima. Después, tienes tarea, limpiar tu ducha.
  • Aceites sustituyendo cremas para el cuerpo. Muchas cremas contienen petróleo en su composición, con los aceites nos aseguramos usar un producto natural y que se absorbe más profundamente en la piel. Además el aceite retiene la hidratación más tiempo. Aceite de Monöi de tahití huele fenomenal.
  • Como sustituto a los anticelulíticos el aceite de abedul da muy buenos resultados.
  • El rostro. Los aceites de almendra, karité, aguacate y rosa mosqueta, son una opción para hidratar y vienen en bote de cristal. Si no puedes prescindir de tu crema hidratante, por la facilidad de absorción antes del maquillaje, elige siempre productos de procedencia ecológica. Este envase suele ser complicado encontrarlo en cristal.
  • Pasta dental. El mayor miedo de todos los cambios. ¿Y si me salen caries?. Yo uso pasta dental comprada en tarro y hecha artesanalmente, por ahora mis dientes están perfectos. Su base es aceite de coco. ¿Sabes que si mezclas aceite de coco con cúrcuma en polvo ecológica se vuelve blanqueador natural para tus dientes?
  • Crema solar. A día de hoy hay muchas recetas caseras para hacer nuestras propias cremas con base óxido de zinc, un mineral que se usa como filtro solar.

La base para sustituir los productos de baño es muy sencilla, al principio tan solo hace falta invertir un poco de tiempo con cada producto que necesitas. Si no tienes tiempo, antes de caer en la compra de productos de supermercado, utiliza por unos días alternativas que tengas en casa, por ejemplo aceite de oliva para desmaquillar. Encontrar nuestro baño con productos de cosmética sostenible y pisar la arena de la playa libre de plásticos, requiere iniciativa, tiempo y hacerse con una buena crema a base de óxido de zinc.

Feliz verano.

@Mividasinplástico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *