Packaging ecologico: El futuro será sostenible o no será


packaging ecologico

Cuando el diseño de packaging sostenible si es importante

Es un hecho comprobado que hoy en día el packaging juega un papel fundamental a la hora de elegir el producto que compramos. Y es que, pese a que su función se limita a proteger y transportar el producto, el diseño de packaging ha pasado a ser una extensión de la calidad del mismo. Su marketing es una declaración de intenciones. Pretende explicar que te encontrarás dentro a través de atracción, actitud, estilo y diferenciación. En definitiva, una historia de un cosmético en la que tú decides si comprar o no. Todas las marcas son conscientes de ello e invierten muchísimo dinero en diseño de packaging para crear una personalidad concreta al producto.

Las empresas de cosmetica ecologica saben mejor que cualquiera la importancia y el impacto que genera el packaging de los productos cosmeticos. No es suficiente con que sean bonitos o llamen la atención. La cosmética ecológica busca transmitir un mensaje de concienciación y respeto por el medioambiente en cada compra. Y para ello, el packaging ecologico y sostenible es una de las piezas clave. Quédate para conocer algunas de las alternativas que el packaging ecológico puede ofrecer.

Packaging sostenible = Packaging eco-friendly

La elección de los materiales en el diseño de packaging es una de las cosas más importantes en la cosmética ecológica. El abusivo uso del plástico es desde hace muchos años un problema que cada vez es más difícil de disimular o ignorar. Según el informe de la Oficina del Gobierno de la ciencia del Reino Unido “Foresight Future of the Sea”, los niveles de contaminación oceánico por plástico se triplicarán entre 2015 y 2025 con implicaciones graves para la biodiversidad. Una auténtica catástrofe medioambiental en la que no habrá marcha atrás si no cambiamos algo al respecto. Es por ello que, hoy en día y más que nunca, necesitamos innovación en el mundo del packaging.

Una alternativa más que viable sería la utilización de material biodegradable no contaminante que evite los residuos. Las investigaciones en biofabricación alrededor de la reutilización de, por ejemplo, el corcho en los productos, demuestran que el reto de conseguir envases más sostenibles dentro de un nuevo concepto de economía será una realidad en muy poco tiempo.

Segunda vida al packaging original

Invertir en un packaging ecologico y sostenible puede ser más caro de lo que pensamos. Muchas marcas no pueden permitirse ciertos materiales para diseñar el packaging de sus productos cosmeticos. Es por ello que algunas optan por darle una segunda vida a sus envases. Así, se unen a la iniciativa contando con una línea completa de packaging reciclable y renovable. Es decir, el consumidor preserva el packaging y solo compra la recarga del producto que, además, suele tener un precio más reducido. Otras firmas optan por un packaging sostenible multiusos creando un envase en el que puedas guardar varias cosas. ¡todo es cuestión de imaginación!

Controlar la producción del packaging ecologico también importa

Controlar el proceso de producción y transporte del packaging ecologico es de vital importancia. Utilizar materiales que generen menos impacto miden la calidad del packaging sostenible. De esta forma y controlando la producción completa, pueden tenerse en cuenta muchos factores como pueden ser la cantidad de agua que se invierte o la cantidad de material que se malgasta. Grandes gestos que supondrán un enorme cambio en nuestra forma de consumo.

Europa impulsa el ecodiseño

Afortunadamente Europa despierta poco a poco y responde a la alarmante llamada de los científicos respecto a los residuos. El centro tecnológico Eurecat da el primer impulso para el reciclaje de los envases aportando unidades tecnológicas de sostenibilidad. Su propósito será mejorar los envases reduciendo el impacto ambiental estudiando nuevas formas de reciclaje. Esperemos que este proyecto ayude a que se fijen plazos rápidos y se cumplan estas medidas que nos benefician a todos. Porque, como bien hemos dicho, el futuro será sostenible o no será.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *