Mascarillas naturales, el cuidado extra que necesita tu piel


mascarillas naturales 1

Tipos de mascarillas naturales para el cuidado personal

Todas necesitamos un cuidado extra para nuestra piel. A lo largo del día, exponemos a la dermis a cambios de temperatura, contaminación o a las propias sustancias de los productos cosméticos que resultan agresivas para nuestra piel. Hoy te traemos los tratamientos por excelencia para el cuidado de la dermis: las mascarillas naturales. Descubre los diferentes tipos de mascarillas naturales que existen a nuestra disposición y averigua cual es la que necesita tu piel. ¡Vamos a ello!

mascarillas naturales 2

Tipos de mascarillas naturales:

  • Mascarilla exfoliante

La mascarilla exfoliante te ayudará en el proceso de renovación natural de la piel. Con ella, eliminamos células muertas o cualquier tipo de impureza que se acumule en la dermis. Además, te ayudará a tener una piel joven, radiante y renovada. Eso sí, tienes que tener en cuenta el tipo de piel que tengas. Si tu piel en sensible, no resistirás exfoliaciones a menudo. Lo ideal sería una vez al mes con una exfoliación mecánica ¡Nunca química agresiva! Si por el contrario tienes una piel mixta o grasa, lo recomendable sería una exfoliación cada 15/21 días.

  • Mascarillas hidratantes y nutritivas

Si bien es cierto que las mascarillas hidratantes están pensadas para las pieles más secas, también pueden ser utilizadas en cualquier tipo de piel. Incluso las pieles grasas sufren en algún momento deshidratación. Son de las mascarillas naturales más comunes por el efecto “piel jugosa” al instante y el aporte de nutrientes que le brinda a la dermis. Alivian la tirantez reteniendo el agua superficial de la piel para fomentar su protección consiguiendo con ello eliminar pequeñas arrugas y líneas de expresión.

  • Mascarilla calmante

Las mascarillas calmantes se utilizan principalmente para tratar las rojeces y las irritaciones por diferentes causas. Están orientadas hacia un tipo de piel más sensible que sufre a menudo de irritaciones. Gracias a su utilización conseguiremos recuperar el estado de equilibrio de la dermis aliviando las rojeces y proporcionándole suavidad a la piel.

  • Mascarilla blanqueadora

La mascarilla blanqueadora se utiliza en pieles muy pigmentadas para absorber el exceso de melanina. Con ello conseguiremos aclarar o incluso eliminar pequeñas manchas provocadas por el sol o por el acné y alguna peca que otra.

  • Mascarilla efecto reafirmante/tensor

En este caso, están orientadas a pieles que sufren un proceso de envejecimiento o para restablecer la película protectora de la piel. Gracias a las mascarillas reafirmantes provocamos una tensión que reafirma los tejidos. De esta forma conseguiremos tonificar y reforzar la piel favoreciendo la circulación sanguínea y la nutrición a nivel celular de la dermis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *