¿Como cuidar la piel en invierno?


Como cuidar la piel en invierno

¿Qué le pasa a nuestra piel con el frío? Descubre como cuidar la piel en invierno para evitar su deterioro.

Bajas temperaturas, vientos gélidos, humedad… es solo una parte de lo que tiene que soportar nuestra dermis durante el invierno. ¡Pero tranquilas! con unos pequeños pasos y algo de atención vuestra piel lucirá perfecta todo el año. Para ello, es vital saber cómo cuidar la piel en invierno. De esta forma entenderemos mucho mejor qué es lo que le pasa a nuestra piel en estas circunstancias.

¿Qué le pasa a nuestra piel con el frío?

Las bajas temperaturas provocan la vasoconstricción del riego sanguíneo y de los capilares faciales para evitar la pérdida de calor. ¿El resultado? Una piel menos oxigenada que recibe menos nutrientes y que provoca la acumulación de células muertas. Así, la dermis tiene un aspecto mucho más tirante, apagada y sin brillo. Además, por si fuera poco, hay que sumar factores como la contaminación y los cambios bruscos de temperatura por la calefacción. Estos no ayudan nada a mejorar el estado de la piel. Por ello, aprender trucos sobre cómo cuidar la piel en invierno es esencial para evitar el maltrato continuo del cutis. Los tratamientos faciales en esta temporada invernal están a la orden del día.

Consejos sobre como cuidar la piel en invierno.

  1. Utilizar cremas faciales y corporales de manera continua

La hidratación continúa adecuada al tipo de piel que tengamos es importantísimo. Así, la dermis irá absorbiendo poco a poco y de forma paulatina todos los componentes del producto. Cuanto más seco es el ambiente, más debemos protegernos con una hidratación y unos tratamientos faciales adecuados y diferenciados. Un truco buenísimo es utilizar una crema oleosa para la noche. Minimizará la sequedad provocada por las bajas temperaturas. ¡Ojo! Si tu piel no es extremadamente seca, mejor que esta recomendación la mantengas solo para la noche.

  1. Beber y comer alimentos ricos en agua.

Mantener una buena ingesta de ambos permite a nuestro cuerpo rendir al máximo. Tu piel se regenerará y se mantendrá en las mejores condiciones posibles.

  1. Respetar las horas necesarias de sueño

Nuestro organismo necesita unas horas de sueño fijas. Alterar estas costumbres, nos desequilibra a muchos niveles. ¿Verdad que cuando dormís poco, os despertáis con la piel opaca y muchas ojeras? Si conseguís dormir unas 8 horas diarias vuestra piel os lo agradecerá. ¡A dormir se ha dicho!

  1. Exfoliación.

En BeautyChangers nos resulta imprescindible la exfoliación adecuada del rostro. Estos tipos de tratamientos faciales nos ayudan a eliminar las células muertas que taponan los poros de la dermis. Sin duda, es una de las claves para lucir una piel perfecta. De no ser así, la piel se verá opaca y sin brillo. Debemos ayudarla a retirarlas junto con las descamaciones para que pueda haber una regeneración celular adecuada.

Así, cuidar la piel invierno será cosa de coser y cantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *