5 consejos para tener un armario más sostenible


armario más sostenible

Cada año se fabrican unos 100 billones de prendas de ropa, y sabemos que menos de un 1% de las prendas que se recogen para ser recicladas acaban realmente siéndolo (en US). Estos números asustan, pero a la vez nos invitan a reflexionar sobre el uso que hacemos de la ropa y la forma de consumir la moda que tenemos hoy en día. Seguramente nos hemos dado cuenta demasiado tarde de las consecuencias que el fast fashion tiene para nuestro planeta, y ahora nos encontramos en un momento crítico, donde el fast fashion ya domina nuestra forma de consumir y de pensar, pero donde también hay una conciencia cada vez más grande acerca de la sostenibilidad. Hoy os presentamos 5 alternativas que puedes empezar a aplicar desde ya en tu día a día para tener un armario más sostenible, que te ayude a valorar las prendas que ya tienes y a alargar su vida:

  1. Limpieza de armario. Cuidado, esto no significa ponerte a tirar ropa que ya tienes y comprar nueva ropa sostenible. Esto se trata de ser consciente de todo lo que tienes en tu armario. Empieza dedicando al menos 3h a sacar todo lo que tienes y a ordenarlo: diferencia las prendas que te pones y las que no, y hazlo de forma sincera. Una vez lo tengas, ordena las prendas que te vas a quedar por colores y categorías de ropa, y visualiza los distintos looks que puedas crear con ellas. Seguramente hay muchas combinaciones que no habías pensado antes! Una buena táctica es sacarles fotos a las prendas para acordarte siempre de lo que tienes.
  2. Swap con amigas o mercado de segunda mano. Aunque decidas que hay prendas que no te vas a poner, no las des por muertas. Estas prendas siguen teniendo un valor y simplemente a ti no te encajan, pero quizás a tus amigas sí. Te invitamos a hacer un día de Swap en tu casa para intercambiar prendas con tus amigas, y así alargar la vida del producto. Si no te convence, siempre puedes participar en algún mercado de segunda mano.

armario más sostenible

  1. Comprar menos, pero de más calidad. Existen muchas formas de ser sostenibles, pero sea como sea nuestra prenda, es importante que seamos conscientes de su valor. Si son prendas de calidad, sostenibles, y las valoras, no te vas a deshacer de ellas tan fácil. Así que mejor comprar menos pero comprar prendas que sean especiales y únicas.
  2. Segunda mano. No olvides que el mundo de la ropa de segunda mano está cada vez más valorizado, ¡existen verdaderas joyas! Entendemos que quieras tener una prenda especial nueva, pero ¿unos vaqueros? Piensa qué tipo de prendas te funcionan igual (o mejor) siendo de segunda mano, y ve a por ellas. Comprar ropa de segunda mano nos hace sostenibles por ambos lados: por una parte evitamos que se produzca más, y por otra evitamos que se generen más residuos.
  3. Repara y DIY. Las prendas se manchan, se rompen, se deshilan,… Es normal. No por eso hay que retirarlas y comprar una nueva. Hay un mundo ahí detrás: puedes teñir la prenda entera cuando tenga una mancha que no consigas sacar, puedes añadir un parche encima de un agujero, o simplemente puedes coger hilo y aguja y arreglarla. Darle una segunda oportunidad a nuestras prendas nos hará valorarlas más y mantenerlas con nosotras más tiempo, porque las convertiremos en únicas y especiales para nosotras.

Os invitamos a poner en marcha estos pequeños consejos que nos ayudan crear un cambio de hábitos y una nueva forma de ver la moda. Recuerda que las prendas tienen valor, nos cuentan las historias de quién las ha diseñado, producido, preparado en una caja para nosotras. Cuanto más valoremos la historia detrás de cada prenda, más la conservaremos con nosotras: esta es la esencia, así que os invitamos a mirar la moda desde este punto de vista.

By www.wearitslow.com (@wearitslow)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *